Nuestra Historia

Sin dudas fue el año 2007, cuando comenzó toda esta historia.

Por aquel año, uno de nuestros socios se mudaba a la ciudad de Bariloche para gerenciar una legendaria cervecería artesanal, en aquella mágica ciudad.

Sin saberlo, comenzaba a darle forma a uno de sus grandes sueños: el restaurante propio.

Después de cinco años de vivir allí y de varias charlas con amigos, entre lagos y montañas, formamos un grupo de trabajo para comenzar a darle forma.

En 2011 compramos nuestro primer bloque de cocción de 250 lts por batch, y en 2012 pudimos recién instalarlo en un garage de un barrio platense.

En 2013, cuando creíamos que la producción ya estaba aceitada y habiendo definido varios de nuestros estilos de cerveza, testeándolos entre amigos y familiares; o en distintos eventos donde se nos presentaba la oportunidad de asistir; quedamos encantados con una casona antigua en las cercanías del Parque Saavedra, donde finalmente nos instalamos. Allí sigue funcionando hoy nuestro primer local.

El 15 de Enero de 2014 sucedió el milagro: Cinco Sabios abrió sus puertas al público.

En 2015 volvimos a alquilar una esquina casi abandonada en las proximidades de la Plaza Islas Malvinas y nuevamente nos abocamos a la ardua tarea de reconstruir cada ladrillo de esa nueva sucursal.

En Agosto de 2016 pudimos inaugurar nuestra segundo local.

En 2018, siete años después de adquirir nuestro primer bloque de cocción, pudimos agrandar nuestra cocina cervecera. Nos mudamos a un lugar más grande, para poder trabajar más cómodos y poder tener más capacidad de producción y por lo tanto más cerveza Cinco Sabios. Este gran paso nos permitió aumentar nuestra capacidad y seguir mejorando al mismo tiempo la calidad, tan importante para nosotros, de nuestra cerveza.

Hoy con varios años ya de recorrido, dos sucursales en La Plata y una planta de producción en crecimiento, nos animamos a desarrollar un sistema de Franquicias, para llevar nuestra cerveza y toda nuestra propuesta gastronómica a otras partes del país, donde quieran recibirnos.